24/7/17

¿Qué hacer en caso de un ataque de asma? [24-7-17]


¿Qué hacer en caso de un ataque de asma?

El asma es un trastorno que provoca que las vías respiratorias se hinchen y se estrechen, lo cual hace que se presenten sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho y tos. Un ataque de asma puede causar la muerte, por eso es necesario aprender que hacer en caso de sufrir un ataque y evitar que empeore

Paso a paso:


  1. El asma puede generarse por alergia a mascotas, polvo, moho, polen. Lo primero que debe hacer es alejarse del elemento contaminante.
  2. En caso de ser ocasionado por ejercicio o emociones fuertes, relájese e intente calmarse.
  3. Si sufre un ataque leve o moderado, puede utilizar el broncodilatador inhalado que le haya recomendado el médico.
  4. En caso de un ataque fuerte, opte por tomar los esteroides orales recomendados para usted por su doctor.
  5. Si el ataque de asma persiste acuda al centro médico más cercano.
  6. Si es asmático crónico desarrolle un plan de acción emergente con su médico en caso de un ataque.

17/7/17

Prueba en aliento exhalado permite detectar la EPOC

Prueba en aliento exhalado permite detectar la EPOC



labmedica.es

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es un tipo de enfermedad pulmonar obstructiva, caracterizada por una mala circulación de aire a largo plazo. Los síntomas principales incluyen falta de aliento y tos con producción de esputo. La EPOC es una enfermedad progresiva, lo que significa que empeora con el tiempo.

El análisis de la respiración exhalada por espectrometría de masas, en tiempo real, ayuda a discriminar entre los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), los controles sanos y los pacientes con asma. La EPOC se diagnostica actualmente basándose en la restricción del flujo aéreo en la espirometría, los síntomas respiratorios y los antecedentes de exposición a factores de riesgo.

Científicos del Hospital Universitario de Zúrich (Suiza), compararon 49 pacientes con EPOC, cuya edad media fue de 64 años 59,2% eran varones con 53 sujetos de control sanos cuya edad media fue de 43 años y 52,8% eran mujeres, y 31 pacientes con asma, cuya edad media fue de 41 años y 64,5% eran varones. El equipo utilizó ionización por electrododispersión secundaria/espectrometría de masas de alta resolución, para definir una serie de marcadores posibles en el aliento exhalado, con el potencial de discriminar a los pacientes con EPOC de los controles sanos.

El equipo identificó 57 marcadores discriminatorios específicos de la EPOC, con otros 56 que se superponían con los individuos control y 17 con los individuos con asma, los 17 de los cuales, eran comunes a todos estos pacientes. La identificación de 23 compuestos utilizando espectrometría de masas en tiempo real, que definía mejor las señales se correlacionaba significativamente con el volumen espiratorio forzado predicho en un segundo (FEV1% -previsto) en términos de la relación FEV1/capacidad vital forzada (FVC-predicho). Estos compuestos generalmente pertenecen a la cascada de estrés oxidativo y la cascada de la lipólisis. Los pacientes con EPOC mostraron FEV1 44,6, FVC 75,8 y FEV1/FVC de 44. Los individuos de control sanos mostraron FEV1, 101,2, FVC, 105,3 y FEV1/FVC de 81. Los pacientes con asma presentaron FEV1 84,4, FVC 99,5 y relación FEV1/FVC de 70.

Yvonne Nussbaumer-Ochsner, MD, la autora principal, dijo: “Hay más biomarcadores que se superponen con el grupo control que con el asma, que, en realidad, también es una especie de trastorno obstructivo crónico de las vías respiratorias. Los asmáticos parecen tener diferentes biomarcadores en su respiración exhalada en comparación con los controles y los pacientes con EPOC”. El estudio fue presentado el 8 de junio de 2017 en el Congreso Conjunto CHEST- Sociedad Suiza de Neumología (CHEST-SGP), celebrado en Basilea, Suiza.

14/6/17

Cuidado de la Salud, directrices relacionadas con la neumonía a menudo ignorados [14-6-17]


Cuidado de la Salud, directrices relacionadas con la neumonía a menudo ignorados

La mayoría de los médicos a elegen el cuidado de la salud asociados a la neumonía (HCAP) los tratamientos que sean incompatibles con las directrices publicadas, de acuerdo con un informe el 15 diciembre Clinical Infectious Diseases.

“Nosotros no entendemos completamente lo que los obstáculos a la adopción de directrices clínicas, pero sabemos que la simple publicación no se traduce en un amplio cambio de la práctica clínica,” Dr. Gregory B. Seymann de la Universidad de California en San Diego, dijo. “Creo que un mayor enfoque en la integración de los sistemas de recordatorio clínicos de neumonía es conveniente hasta que algunos de la controversia sobre HCAP reiterada en la literatura.”

Dr. Seymann y sus colegas utilizaron una encuesta en línea sobre la base de los factores de riesgo para microorganismos resistentes a múltiples fármacos, como se especifica en la American Thoracic Society, Infectious Diseases Society of America directrices, para evaluar los conocimientos de los médicos y las actitudes hacia las guías de práctica publicada por Hcap.

De 1313 encuestas enviadas a los médicos, 855 fueron completos para el análisis final.

Los encuestados directrices correctamente seleccionados concordantes regimen de antibióticos sólo el 9% del tiempo para HCAP, el informe de los autores, en comparación con el 78% del tiempo para la neumonía adquirida en la comunidad (NAC).

En promedio, 0,63 de 7 HCAP las preguntas fueron respondidas correctamente, mientras que el 1,56 de las preguntas 2 CAP fueron contestadas correctamente.

El uno por ciento de los encuestados respondió correctamente todas las preguntas HCAP, y el 70% de los encuestados contestó ambas preguntas correctamente CAP. Más de tres cuartas partes (78%) de los encuestados respondieron todas las preguntas HCAP incorrectamente.

Especialistas en medicina de emergencia y cuidados críticos obtuvieron calificaciones más altas en las cuestiones HCAP que hizo la medicina hospitalaria y especialistas de medicina interna, señalan los investigadores, y los encuestados que vieron un mayor número de pacientes con neumonía por mes tendían a tener más respuestas correctas para las preguntas Hcap.

A pesar de los malos resultados en general en las preguntas de la encuesta, la mayoría de los encuestados (71%) afirmó familiaridad con las directrices publicadas para HCAP, y el 79% dijo estar de acuerdo con las directrices y practicado de acuerdo con ellos.

“Nosotros no sabemos realmente si el rendimiento del médico de la encuesta es la misma que su desempeño en la práctica,” dijo el Dr. Seymann. “También no sé si los médicos tenían miedo de admitir su ignorancia en la prueba, a pesar de que era anónimo. Si esto fuera cierto, sería mejorar la apariencia de una brecha entre su conocimiento de las directrices y su desempeño real.”

“Debo decir que todavía no está claro que esto es una discrepancia que debe ser subsanado”, el Dr. Seymann agregó. “Todavía hay cierta incertidumbre acerca de si es o no apropiado para exponer todos los pacientes con factores de riesgo HCAP a los antibióticos de amplio espectro, como algunos de los pacientes menos graves podrían ser tratados en casa. Las directrices se basan en gran medida en los estudios de intubados de los pacientes, pero muchos pacientes con HCAP no están en ventiladores o incluso en la UCI. Dictamen sobre la gestión de este tipo de pacientes es más que un consenso basado en la evidencia”.

En un editorial, el Dr. Marin H. Kollef en la Washington University School of Medicine, St. Louis, Missouri, escribe: “La consecuencia importante de esta observación es que puede haber muchos pacientes con HCAP que son tratados inicialmente con un tratamiento antimicrobiano apropiado y lo colocan en situación de riesgo mayor para la mortalidad”.

“El desafío para los médicos es identificar correctamente al paciente HCAP que tiene más probabilidades de beneficiarse de un tratamiento empírico con antibióticos de amplio espectro”, concluye el Dr. Kollef.

9/6/17

Diez consejos para controlar el asma [9-6-17]


Diez consejos para controlar el asma

"El paciente asmático debe reconocer los desencadenantes de su enfermedad y saber cómo evitarlos”, recuerda la doctora Aurora Garre, asesora médica de Laboratorios Cinfa
 Según el Estudio Europeo de Salud Respiratoria, un 52% de las personas con asma en España no han sido diagnosticadas y hasta un 26% de estas no recibe ningún tratamiento, a pesar de sufrir síntomas con frecuencia.

Como explica la doctora Aurora Garre, asesora médica de Cinfa “las manifestaciones más habituales del asma son silbidos y dolor en el pecho, disnea o sensación de ahogo, y tos”. Predisposición genética Aunque, como recuerda la doctora Garre, “la predisposición genética es el factor más importante que influye en la aparición del asma”, las sustancias o circunstancias que pueden desencadenar la enfermedad son numerosas: “Desde cualquier tipo de alérgeno (el polen, el polvo, los ácaros o el pelo de los animales), hasta el humo del tabaco o la práctica de actividad física.

También puede ser provocada por infecciones respiratorias, la menstruación, embarazo e incluso por problemas atmosféricos como tormentas”, apunta. Si bien el asma es una enfermedad crónica que no tiene cura, el paciente puede llegar a controlarla hasta el punto de poder disfrutar de una calidad de vida similar a la de una persona no asmática. Para lograrlo, normalmente es necesario seguir un tratamiento farmacológico que, a menudo, se toma mediante inhaladores, aunque también pueden administrarse vacunas que contengan el alérgeno responsable del asma para ‘desensibilizar’ al paciente. “En todo caso, además de seguir fielmente el tratamiento indicado por su médico, la persona asmática debe reconocer los desencadenantes de su asma y saber cómo evitarlos en su entorno”, recalca la doctora Aurora Garre.

Diez consejos para controlar con el asma

1.Evita los alérgenos que más te afecten. Debes mantener tu entorno libre de las sustancias que pueden empeorar tu asma, como el polvo, los ácaros, hongos o el pelo de los animales. Recuerda también que alrededor del 10% de los adultos asmáticos son intolerantes a la aspirina y a los antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno.

2.Realiza ejercicios respiratorios habitualmente. Aprende y practica de manera regular ejercicios que te ayuden a controlar la respiración y la ansiedad cuando llegue una crisis. Si esta se produce, toma la medicación, busca una postura cómoda –generalmente sentado con los brazos apoyados en una mesa o barandilla-, relájate, saca el aire con los labios fruncidos y respira sin ansiedad, sirviéndote del abdomen.

3.Sí al deporte, pero con precaución. Que el asma no te limite a la hora de hacer deporte, pero siempre realiza ejercicios de calentamiento y estiramiento antes de comenzar a practicar cualquier actividad física e incrementa poco a poco la intensidad del ejercicio, con el fin de preparar las vías aéreas para el esfuerzo. Debes saber que los deportes en ambientes húmedos como la natación o en salas cerradas y cálidas están más indicados para los asmáticos. Si sufres asma de esfuerzo, tu médico puede recomendarte una medicación específica.

4.No fumes y aléjate de los ambientes con humo. El tabaco es uno de los desencadenante del asma, porque incrementa la inflamación bronquial. Por lo tanto, no fumes y tampoco permitas que lo hagan cerca de ti.

5.Llévate el sentido común cuando viajes. Siempre que el asma esté bien controlado y sea estable, una persona asmática puede viajar como cualquier otra, pero ha de llevar consigo siempre sus medicamentos habituales, el plan de acción por escrito que ha elaborado con su médico y los medicamentos que puede necesitar en caso de empeoramiento o crisis.

6.Toma todos los días tu medicación, incluso aunque no sufras síntomas. Para lograr controlar tu asma y disfrutar de una buena calidad de vida, es muy importante que tomes la medicación que tu médico te haya prescrito en la dosis, frecuencia y duración indicadas.

7.Nunca abandones el tratamiento por tu cuenta. Comenta a tu médico cualquier duda que puedas tener sobre cómo seguirlo o tus posibles temores ante efectos secundarios –muy poco probables-, pero nunca dejes de tomar la medicación por iniciativa propia.

8.Consulta siempre a tu médico antes tomar nuevos fármacos. Nunca te automediques e informa a tu médico de nuevas prescripciones que otros especialistas hayan podido indicarte. En todo caso, comunica siempre a tu farmacéutico, dentista y médicos tu condición de asmático.

9.Aprende a usar bien tu inhalador. Los pasos son: abrir el dispositivo, prepararlo (agitarlo, rotarlo o cargarlo), vaciar tus pulmones de aire, bloquear la respiración, colocar el orificio del inhalador en la boca, inhalar a fondo, contener la respiración de cinco a diez segundos y volver a respirar con normalidad. Si el medicamento contiene corticoide, debes enjuagarte la boca al terminar.

10.Aprende a reconocer y actuar ante las crisis. Pide a tu médico que te enseñe a detectar los síntomas de empeoramiento –para lo que a veces puede ser necesario un medidor de flujo espiratorio- y elabora con él un plan de acción escrito, que te indique con exactitud cómo debes reaccionar en caso de una crisis grave: aumentar la dosis de medicamento, tomar otro nuevo o acudir a Urgencias.
 

4/6/17

Fiebre alta, dolor de pantorrillas y dificultad respiratoria pueden ser síntomas de influenza [4-6-17]


Fiebre alta, dolor de pantorrillas y dificultad respiratoria pueden ser síntomas de influenza

Los niños menores de 2 años forman parte de los grupos con mayor mortalidad asociada al virus de la influenza, comúnmente llamado gripe, y que puede prevenirse con una serie de medidas, incluyendo la vacunación

El dolor en las pantorrillas en los niños con fiebre y otros síntomas puede indicar que padece Influenza Tipo B, y no un simple resfriado. Se les debe prestar mucha atención porque en el niño, el virus encuentra un sistema en plena formación y le es más fácil desarrollarse, explicó el doctor Alejandro Rísquez, pediatra, vacunólogo y miembro de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica.

El sistema respiratorio es el que más se afecta con la Influenza, enfermedad inmunoprevenible y estacional que para el caso de Venezuela el brote comienza usualmente a partir del mes de septiembre y se potencia con las lluvias. La influenza es una enfermedad viral asociada al cambio de estación por el efecto del descenso de la temperatura y otras condiciones.

De acuerdo al Dr. Rísquez, antes de identificar el tipo de virus que está atacando al organismo de un niño -que además se encuentra en estado febril- los adultos deben mantenerlo hidratado, con abundantes líquidos. También es importante medirle la fiebre porque un grado de diferencia puede ser determinante y crítico. No es lo mismo una temperatura de 39 °C, que un paciente con 39,5 °C (hipertermia) y mucho menos si llega a  40°C.

El virus de la influenza hoy en día puede prevenirse con la vacunación. En el pasado fue una enfermedad que desencadenó pandemias históricas, como la gripe española, la gripe asiática o la gripe de Hong Kong.

Rísquez, quien además ejerce la docencia en la UCV, ofrece una amplia descripción en cuanto a las variantes de este virus, sus orígenes y su impacto en la salud.

“La gente debería saber que el virus de Influenza es un espectro, con 3 tipos, A, B y C. Ataca a todas las personas por igual, aunque en los niños es más complicado abordar la enfermedad”, dijo el Dr. Rísquez. La influenza tipo A suele asociarse más al tracto respiratorio, y se parece mucho a la tipo B. Sin embargo, esta última se asocia más a dolores musculares.

La influenza tipo A es pandémica, identificada comúnmente por sus antígenos de superficie H y N en distintas combinaciones, entre ellas la H1N1 y la H3N2. La Influenza A muta, es altamente contagiosa, peligrosa y mortal. Pueden surgir nuevos virus de un día para otro por mutaciones del virus de la influenza animal y humana.

Además, el crecimiento de la población mundial y su desplazamiento han ocasionado que se expandan con mayor velocidad. Hace décadas, aparecía cada 30 ó 40 años, y actualmente se pronostica que puede ocurrir cada 15 años. A diferencia de la influenza tipo B aunque no muta con facilidad puede ocasionar epidemias locales y regionales, mientras que la influenza tipo C puede ocasionar casos y brotes. 

 Es un error creer que la vacunación es sólo para los niñosEn años anteriores, las vacunas contra la influenza estacional eran trivalentes y la protección se limitaba a tres cepas: dos cepas de tipo A y una cepa de tipo B. Sin embargo, actualmente dos linajes distintos de influenza B (B/Victoria y B/Yamagata) circulan al mismo tiempo en todo el mundo en proporciones diversas e impredecibles.

Indica el entrevistado que la ciencia ha descubierto estos dos linajes distintos que no ofrecen protección cruzada.En Venezuela, según refiere el doctor Rísquez, este año 2014 no tiene comportamiento epidémico. Justamente en los años donde la proporción de casos por influenza tipo B es más elevada llega hasta el 30%.

Según cifras oficiales del Ministerio Popular  Para la Salud, para el mes de agosto se registró que el 15,5% de la población afectada por influenza fue por virus AH1N1; el 51,5 % por AH3N2 y el 32,7% de los pacientes, por influenza tipo B.La influenza es una enfermedad respiratoria que podría ser grave.  Cada año, se registran de tres a cinco millones de casos de enfermedad grave en todo el mundo.

En función de la virulencia durante la temporada de influenza, la cantidad de muertes asociadas a la influenza puede variar de 250.000 a 500.000 a nivel mundial.El impacto de la influenza con otras enfermedades crónicas o los embarazos, hace susceptible al adulto de complicaciones en el organismo. Por eso, según Rísquez, es importante tomar en cuenta la variedad de vacunas existentes, reforzar algunas recibidas en los primeros años de vida y aplicarse aquellas que ayuden a tener una larga y saludable vida.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan la vacunación para todas las personas desde los seis meses de edad con el fin de ayudar a prevenir la influenza.

Los niños entre seis meses y ocho años de edad que reciban una vacuna contra la influenza por primera vez necesitan dos dosis con aproximadamente un intervalo de un mes para lograr una protección óptima.

2/6/17

Recomendaciones para prevenir, diagnosticar y tratar la enfermedad respiratoria [2-6-17]


Recomendaciones para prevenir, diagnosticar y tratar la enfermedad respiratoria

“El asma es la enfermedad crónica más común en la infancia”, afirmó el neumonólogo infantil Diego Dagnino. Y agregó: “Hay estudios que, con alguna variabilidad en las áreas geográficas, indican que entre el 12 y el 15 por ciento de los chicos que terminan la escuela primaria tienen síntomas de asma”. El profesional destacó que se trata de una enfermedad que a edades tempranas tiene mucha carga en la sociedad y genera ausencias escolares o alteración al nivel de la práctica de deportes o ejercicio. En este sentido valoró la importancia del diagnóstico “porque hoy en día el asma tiene tratamientos diferentes”.

Dagnino precisó que “muchas veces la gente le esquiva al diagnóstico o se usan eufemismos para enfrentar el diagnóstico, como bronquitis alérgica, bronquitis reactiva o alergia a la cuestión climática”.

El especialista consideró importante resaltar que, en la mayoría de los casos de asma, se pueden practicar deportes de elite sin tener limitaciones como antaño. Por eso amplió: “Es importante favorecer el ejercicio en quienes manifiestan una crisis de obstrucción bronquial. Todos los chicos pueden hacer deporte teniendo diagnóstico de asma, solamente necesitan el tratamiento adecuado”.

Educar para prevenir


El neumonólogo infantil, Diego Dagnino, del servicio de medicina respiratoria del Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná refirió que los niños deben “tener el tratamiento adecuado por escrito para saber manejarse en las crisis, conocer los síntomas y desencadenantes habituales”.

Dagnino explicó que “en China, esta iniciativa global de expertos de todo el mundo ha clasificado el asma en cuatro grandes escalas de severidad: intermitente y persistente: leve, moderado y severo”. Al respecto puntualizó que los asmáticos severos, quienes requieren más esfuerzo terapéutico y pueden tener alguna limitación en su vida cotidiana “son apenas el siete por ciento de los asmáticos en todo el mundo”.

Dagnino explicó que el asma es un diagnóstico asociado a las limitaciones en la vida cotidiana, con una carga afectiva y emocional importante. “Uno tiene como referencias el asma del Che Guevara o de los propios abuelos, tíos o papás del paciente, quienes posiblemente de chicos han faltado al colegio, no han podido jugar a la pelota y se han tenido que dedicar a leer o al ajedrez y no hacer deportes porque tenían asma. Se le rehúye al diagnóstico, es muy importante difundirlo. Es fundamental primero prevenir y después curar”, reflexionó.

El ataque de asma

Durante un ataque de asma, el revestimiento de los bronquios se inflama, lo que provoca un estrechamiento de las vías respiratorias y una disminución del flujo de aire que entra y sale de los pulmones. Los síntomas recurrentes causan con frecuencia insomnio, fatiga diurna, una disminución de la actividad y absentismo escolar y laboral.

Cuando los síntomas empeoran se producen las “crisis de asma”, que son crisis respiratorias de corta duración aunque puede haber períodos con ataques asmáticos diarios que pueden persistir varias semanas. No se conoce exactamente la causa de la enfermedad pero existe la posibilidad de un alto porcentaje de origen hereditario.

La Organización Mundial de la Salud prevé que en los próximos 10 años las muertes por asma aumentarán en casi un 20 por ciento si no se toman medidas. El asma no se cura, pero con un diagnóstico y tratamiento adecuado y la educación de paciente se puede lograr un buen control de la enfermedad.

Tratamiento

Existe un tratamiento preventivo -para aquellos pacientes declarados asmáticos- donde se indica el uso regular de broncodilatadores, antihistamínicos y corticosteroides.

Los pacientes asmáticos son tratados generalmente con broncodilatadores usados mediante nebulizadores o inhaladores llamados paf.

Recomendaciones para prevenir ataques de asma

No hay una cura definitiva para el asma pero se pueden prevenir los ataques evitando las cosas que pueden originarlos, como:

- Ácaros: pequeños parásitos que se encuentran en el polvo doméstico (en las camas, alfombras y muebles), y son un importante desencadenante de los ataques de asma.

- Humo ambiental del tabaco: es muy importante que los asmáticos no estén en lugares donde se fuma, ya que el humo del tabaco es un desencadenante crucial.

- Animales domésticos: en especial las mascotas muy peludas pueden ser perjudiciales.

- Moho: es importante que los asmáticos vivan en lugares de bajo nivel de humedad.

- Polución del aire externo: emisiones industriales y humo de los caños de escape de los automóviles son perjudiciales.

- Infecciones respiratorias: bronquitis, gripe e incluso rinitis pueden ser causantes de ataques de asma.

- ejercicio físico extenuante, condiciones climáticas adversas, algunos alimentos y ciertos estados emocionales (las emociones intensas, como la ira o el miedo) son también causas de episodios de asma.

 

21/5/17

Cambios bruscos de temperatura afectan las vías respiratorias [21-5-17]

.
Cambios bruscos de temperatura afectan las vías respiratorias

Villahermosa, Tabasco.- Aunque las Infecciones Respiratorias Agudas (IRAS) no repuntan en la temporada de calor, son la principal manifestación por cambios bruscos por las altas temperaturas que se están registrando en la entidad, el Coordinador de Programa de Salud de la Infancia y la Adolescencia, Jesús Peralta Olvera, advirtió que entrar a espacios con aires acondicionados son la principal forma de enfermarse de las vías respiratorias.

En esta temporada de calor los padecimientos que más se presentan son las Enfermedades diarreicas Agudas aunque las Infecciones Respiratorias -propias de la temporada invernal- en esta época aumenta por los cambios bruscos de temperatura de calor a espacios con aire acondicionado, y que favorece que las IRAS se manifiesten con rinitis, faringo-amigdalitis, faringitis o neumonías.

"Cuando el paciente está en la calle y entra a lugares con clima como vehículos u oficinas, el cambio brusco altera las vías respiratorias superiores y es la puerta de entrada a un proceso infeccioso mayor", explicó.

La recomendación es que si se va a exponer a los cambios bruscos no se haga de golpe, "en la feria las naves están con aire acondicionado, lo ideal es que si la población va a entrar y se asoleó se espere un momento en la sombra a que disminuya el efecto de la insolación y no entrar bruscamente", aseveró.

La conjuntivitis alérgica es otro de los padecimientos que se pueden manifestar por los cambios bruscos, esto por la falta de lubricación, además si hay exposición prolongada al sol debe evitarse ingerir bebidas muy frías, porque un producto congelado hace que el aparato respiratorio se paralice y no cumpla con su función y provoque una infección respiratoria aguda mayor.

"Recuerden que nosotros tenemos varias cámaras en el sistema respiratorio en la nariz y boca y su función es calentar el aíre si nosotros invadimos eso tomando un producto frío se salta la medida de protección", refirió.

Peralta Olvera recomendó a la ciudadanía tomar abundantes líquidos, protegerse del sol, evitar entrar al aire acondicionado si ha estado mucho tiempo en el sol y otros cambios bruscos de temperatura.


.

16/5/17

Incurable, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica [16-5-17]


Incurable, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es incurable, ocasiona desgaste físico, sociológico y emocional al paciente hasta causarle la muerte y se estima que 70 por ciento de los casos se debe a consumo de tabaco, de ahí la importancia de intensificar las acciones contra esta adicción para evitar que cada vez más personas la sufran.

Lo anterior, según datos de la Jurisdicción de Servicios de Salud II, dependencia que afirma la necesidad de intensificar las acciones contra esta adicción para evitar que cada vez más personas la sufran.

Esta enfermedad por ser incurable se convierte en una grave carga física, emocional, psicológica y destructiva, ya que produce en el paciente daño cada vez mayor al grado que después de varios años de padecerla, termina emaciado y pegado a un tanque de oxígeno.

Afirmó que la EPOC ocupa el sexto lugar como causa de mortalidad, general, después de las enfermedades coronarias, cerebrovasculares y cáncer, siendo una de las principales enfermedades en demanda de atención en consulta externa y es una de las causas comunes de hospitalización en terapia intensiva, debido a que el paciente llega descompensado, con insuficiencia respiratoria y desequilibrios orgánicos.

En este sentido, un paciente se hospitaliza y pierde capacidad respiratoria que ya no vuelve a recuperar, y si en cinco años se interna dos veces en terapia intensiva, cuando sale requiere oxígeno de por vida y entra al "tobogán de la muerte".

El costo promedio de un paciente hospitalizado durante el tiempo necesario para recuperarse -de 12 días-, implica alrededor de 60 mil pesos para la institución, pero en caso de que requiera terapia intensiva, esta cifra se eleva a 720 mil pesos.

Una persona puede sospechar que tiene EPOC si manifiesta tos con flema persistente durante más de dos meses, expectoración, espasmo bronquial y limitación de entrada y salida de aire, tener más de 40 años y ser fumador intenso.

En un área poco estudiada en esta materia es la EPOC en niños y trabajadores, ya que la exposición a humos, agentes tóxicos y polvos pueden desencadenar este padecimiento.

A nivel mundial existen 600 millones de personas que padecen esta enfermedad, de los cuales tres millones fallecen por complicaciones, y sólo en Europa, 300 millones desconocen que son portadores, mientras que en Estados Unidos hay un sub-registro de la misma.

22/4/17

Enfermedades respiratorias silentes: Podrías tenerlas sin saberlo [22-4-17]


Enfermedades respiratorias silentes: Podrías tenerlas sin saberlo

Las enfermedades pulmonares, como el asma y la EPOC tienen un alto índice de morbimortalidad a nivel mundial, por lo tanto, es importante brindarles a los pacientes las mejores opciones que favorezcan su calidad de vida. Esta fue una de las premisas del VI Congreso de la Asociación Latinoamericana del Tórax

Para analizar el impacto de las enfermedades respiratorias en la sociedad y los tratamientos más efectivos para mejorar la calidad de vida en los pacientes, se llevó a cabo el VI Congreso de la Asociación Latinoamericana del Tórax, celebrado en Brasil. Al evento acudió un nutrido grupo de neumólogos, quienes compartieron experiencias sobre los problemas respiratorios más frecuentes.

Durante el congreso, los ponentes hicieron énfasis en que las enfermedades respiratorias se cuentan entre las primeras causas de muerte a escala mundial. El neumólogo venezolano Agustín Acuña, comentó que uno de los problemas centrales implicados es el sub diagnostico y la falta de cumplimiento en el tratamiento para la EPOC y el asma.

Según el doctor Acuña, los casos de infecciones respiratorias, cáncer de pulmón y asma representan 10% del índice de morbimortalidad (es la mortalidad por causa de una enfermedad) en la población mundial, por lo cual, es vital hacer el diagnostico adecuado y, en fase temprana, para obtener una mejor respuesta por parte del paciente.

Estudios avalados por la Iniciativa Global para el Asma –GINA, por sus siglas en inglés- y el Global initiative for Chronic Obstructive Lung Disease –GOLD- recomiendan el uso de inhaladores como primera opción en el tratamiento del asma y de la EPOC.

En el nivel leve de estas patologías se recomienda el uso de un solo medicamento; los esteroides inhalados en asma, por ejemplo, la budesonida y en EPOC, los broncodilatadores, como formoterol. En la medida que es mayor la gravedad de estas enfermedades, la recomendación más apropiada es usar terapia inhalada combinada.

Para estas enfermedades donde la terapia inhalada es fundamental, no solo debemos buscar el medicamento con mayor efectividad, sino que es igualmente importante utilizar el dispositivo para inhalación más apropiado para el paciente.

A pesar del alto porcentaje de personas que padecen asma y/o la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (bronquitis crónica y/o enfisema) estas son enfermedades altamente sub diagnosticadas.

La EPOC puede estar presente en pacientes fumadores o con exposición ambiental a agentes irritantes o tóxicos, sin que el paciente tenga síntomas, de allí la importancia de realizar la espirometría, una sencilla y rápida prueba respiratoria para determinar si se padece o no la enfermedad, a través del examen se mide entre otras cosas, el grado de obstrucción de las vías aéreas. “Se podría decir que la espirometría es a la EPOC, lo que la medición de la tensión arterial es a la hipertensión arterial” apuntó Acuña.

En el caso del asma, los síntomas (tos, disnea y sensación de peso en el tórax), pueden ser confundidos con otras enfermedades, incluso, algunos pacientes subestiman dichos síntomas y conviven con estos pensando que se trata de una gripe mal curada, por lo tanto, es necesario estar atentos y acudir al médico para que realice una prueba de espirometría.

Durante el referido Congreso los neumólogos latinoamericanos, presentaron la actualización del Consenso Latinoamericano de Asma de Difícil Control, celebrado el año pasado en Buenos Aires, Argentina. “Hay que hacer hincapié en la necesidad de reconocer el asma como un síndrome y no como una enfermedad, que amerita un abordaje terapéutico ajustado a la situación de cada paciente”, detalló Acuña. Algunos pacientes con asma de difícil control pueden verse beneficiados de terapias biológicas como anticuerpos monoclonales, por ejemplo, omalizumab.

Debido a que algunas afecciones respiratorias pueden confundirse con el asma, por la similitud de sus síntomas, el doctor Acuña también insistió en el valor de la atención médica oportuna y el diagnóstico correcto para individualizar el tratamiento, lograr un mayor control de la enfermedad y brindarle al paciente una mejor calidad de vida.

16/4/17

La calefacción disminuye capacidad pulmonar en niños

La calefacción disminuye capacidad pulmonar en niños

Mediante estudios de orina para determinar el nivel de metabolitos y con pruebas de espirometría, se evidenció la inflamación sistémica y la función pulmonar

tribunanoticias.mx

La función pulmonar de los menores de edad disminuye cuando incrementa la contaminación ambiental que se genera por el humo de tabaco, la calefacción residencial e industrial y la incineración de residuos, advirtió el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De acuerdo con un estudio encabezado por la jefa del Servicio de Alergia del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, Blanca Estela del Río Navarro, ese tipo de contaminación disminuye el volumen respiratorio y genera inflamación sistémica.

En la investigación “Lung Function, Airway Inflammation, and Polycyclic Aromatic Hydrocarbons (HAP) Exposure in Mexican Schoolchildren”, reconocido con el Premio Anual de Investigación Pediátrica Aarón Sáenz, midió y analizó el impacto de esos factores en 64 niños de 14 años de edad de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.

Mediante estudios de orina para determinar el nivel de metabolitos y con pruebas de espirometría, se evidenció la inflamación sistémica y la función pulmonar, es decir, el volumen respiratorio forzado en un segundo, ya que el bronquio se hace chiquito o se constriñe.

Se demostró que cuando aumentaba 10 por ciento la contaminación por hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), hay una relación inversa con la capacidad vital pulmonar”.

“Esto tiene un impacto negativo en los pequeños porque puede afectar el crecimiento y/o función de los pulmones y provocar un aumento en síntomas de asma como tos, fibrilancia, presión torácica y, por tanto, reducir la calidad de vida”, explicó.

La especialista del Seguro Social señaló que los resultados de esta investigación muestran que para reducir el impacto negativo en la salud de los pequeños bastan acciones sencillas como evitar el humo del tabaco y no exponerse a esa contaminación.